jueves, 16 de agosto de 2018

0-5: AVANZA HACIA EL PLAY-OFF SIN SORPRESAS Y POR LA VÍA RÁPIDA

El Sevilla FC no dio pie a la incertidumbre y certificó su clasificación para la siguiente ronda con un claro triunfo en Lituania. Nolito y Sarabia, ambos por partida doble, lo sentenciaron en la primera parte, mientras que Arana completó el marcador con un auténtico golazo

Existían las lógicas reservas con un resultado tan corto como el de la ida y las circunstancias especiales del escenario en Vilna, pero el Sevilla FC impuso la lógica que en fútbol no siempre es tan lógica y logró holgadamente el pase al play-off de la UEFA Europa League. En un partido resuelto nada más empezar con los tantos de Nolito y Sarabia, el madrileño volvió a confirmar su magnífico estado de forma sentenciando también la vuelta con el doblete antes del descanso. Con margen para rotar algunas piezas en el segundo tiempo, una de ellas se encargó de redondear el marcador casi al final. Preciosa manera de Arana de estrenarse como goleador sevillista y doblete de Nolito justo después.

Tenía claro el Sevilla que lo más efectivo para evitar cualquier complicación era hacer un gol pronto, pero lo que quizás no estaba ni en los pronósticos más optimistas es que a los siete minutos la eliminatoria iba a estar ya doblemente sentenciada. Eso fue lo que tardó el equipo de Machín en darle dos golpes anímicos al Zalgiris de los que ya no iba a poder levantarse. En la primera acción de ataque sevillista, de hecho, una buena combinación entre Ben Yedder y Sarabia habilitó a Nolito, que llegaba desde atrás y anotó prácticamente a puerta vacía. Un minuto más tarde y a pase de Aleix Vidal, el propio Sarabia remató con el interiory casi por sorpresa, vio como Bartkus no era capaz de evitar el segundo.

El equipo sevillista siguió yendo arriba casi más por inercia que por necesidad y esta vez sí, Bartkus evitaba con una mano providencial el doblete de Nolito antes del cuarto de hora. Eso sí, el Zalgiris aprovechó poco a poco la falta de urgencias del Sevilla y se acercó a la meta de Vaclík en un par de ocasiones. La más clara, a diez para el descanso, la tuvo Antal tras una internada de Slijngard, pero el rumano, quizás el jugador de campo más destacado en la ida, no encontró el remate cuando lo tenía todo a favor para el 1-2. Poco después y merced a una acción laxamente defendida por los lituanos, Sarabia logró volver a ponerse de gol y le pegó con la derecha -su pierna mala- imposible para el meta báltico. 0-3 y eliminatoria sentenciada en la primera parte

Lo vio muy cerca Machín ya al descanso y el domingo comienza LaLiga, por lo que el técnico soriano optó por reservar a dos de sus piezas clave y dio entrada a Arana y Muriel por Escudero y Sarabia. También movió el banquillo Urbonas, cuya misión más importante era ahora darle a su afición un gol con el que despedirse del torneo. Así, los lituanos optaron por hacer bastante más largo el campo y dejar atrás el dibujo más estático de los 135 minutos anteriores. Quizás por ello, Machín decidió cerrar la puerta con un tempranero tercer cambio, dando entrada a Berrocal por Banega y colocando a Carriço por delante de los centrales. Lo intentaba con velocidad el Zalgiris, pero apenas lograba inquietar a Vaclík con lanzamientos desde fuera del área. Baravykas, con un remate al larguero, tuvo la más clara.

Pero los lituanos perdieron fuelle conforme se acercaba el final y eso lo aprovechó el Sevilla para hacer aún más amplio el marcador. Lo hizo ya en los diez últimos minutos, con un golazo a la escuadra de Arana y el doblete de Nolito, que también entró por la izquierda pero optó por un tiro raso que igualmente fue imposible para Bartkus. Al final, goleada para mirar ya al play-off, donde espera un Sigma Olomouc que recibirá a los nervionenses ya el próximo jueves. Todo ello bajo la atenta mirada de un grupo de militares de la Base de Morón destacados en Lituania, que no sólo disfrutaron del partido sino que le dieron colorido y animosidad a las gradas del LFF Stadionas
.

lunes, 13 de agosto de 2018

1-2: UN GUIÓN MUY DISTINTO PERO QUE TAMPOCO DA PARA TOCAR PLATA

Al Sevilla FC se le volvió a escapar una final ante el FC Barcelona. Aunque esta vez se adelantó gracias a Sarabia y estuvo muchos minutos por delante, Piqué igualó al borde del descanso y Dembelé le dio la vuelta casi al final. Ben Yedder tuvo la prórroga en el 90, pero Ter Stegen le detuvo una pena máxima que manda el trofeo para Barcelona

Una vez más con la misma piedra. El Sevilla FC cayó este domingo en Tánger en la Supercopa de España, un partido que nada tuvo que ver con la final de la Copa del Rey de hace cuatro meses, pero en el que tampoco hubo forma de levantar el título. Aunque Sarabia abrió la lata muy pronto, el Barcelona tiró de efectividad y le dio la vuelta con el rebote de una falta de Messi y un espectacular remate de Dembelé. Cuando todo estaba perdido, un claro penalti de Ter Stegen sobre Aleix Vidal le abrió la puerta de la prórroga a Ben Yedder, pero el alemán arregló el entuerto parando la pena máxima.

A sabiendas de que el Barcelona querría todo el balón para sí, Pablo Machín tuvo claro desde el principio no entrar en esa lucha y el Sevilla se vio dispuesto a sacrificarse atrás a la espera de poder salir a la contra con peligro. De hecho, más allá del toque azulgrana sin demasiado peligro para Vaclík, la primera ocasión clara fue sevillista y con el máximo acierto. Robo de balón que acaba en las botas de Muriel, que abre a la derecha ante la llegada de Sarabia. El madrileño, en estado de gracia, la cruza imposible para Ter Stegen pero no puede celebrar el tanto, pues el juez de línea levanta el banderín. Por suerte, la irrupción del VAR desmintió al linier y validó el clarísimo tanto que adelantaba a los nervionenses.

Se empezaba bien, pero ni mucho menos había nada hecho. Y es que el Barcelona siguió en sus trece de llegar tocando hasta la frontal del área blanquirroja. Eso sí, tardó 26 minutos en intentarlo y fue con una falta de Messi que cabeceó alto Lenglet. Es cierto que el Sevilla estaba pagando el exceso de celo atrás con muy poca presencia atacante, lo que daba libertad a los centrales azulgranas a sumarse al ataque. Avisó Suárez con un disparo demasiado cruzado a ocho para el descanso, pero la igualada de los de Valverde iba a llegar a cuatro para el descanso. Falta que bota Messi al palo, el balón rebota en Vaclík y vuelve a la cepa del poste para habilitar a Piqué, que solo anota el 1-1. Respondió rápido Sarabia con una magnífica asistencia de Muriel tras marcharse de Semedo, pero Ter Stegen mandó a los equipos al descanso en igualdad.

En la segunda parte el Barcelona mantenía el timón, aunque ya con la igualada prefería no apretar tanto el acelerador. Al Sevilla le costaba entrar en contacto con el balón, aunque tras el robo encontraba espacios como para inquietar a los de Valverde. Por ello, Machín lo vio claro y pese a la premura de su incorporación, le dio la alternativa a André Silva por Muriel. El portugués lo intentó y protagonizó una asistencia de tacón para Navas, pero tuvo que retrasar demasiado su posición para recibir y eso le impedía ponerse de gol.

El Barcelona, que había dado entrada a Rakitic tras el descanso, parecía saber que tendría una para darle la vuelta y esta llegó con juego directo, con un zambombazo de Dembelé desde la derecha imposible para un Vaclík siempre atento al rechace. El partido se ponía muy complicado y Machín quemó sus naves con Aleix como extremo y Ben Yedder arriba. Ambos fueron protagonistas sobre la hora, el primero al ser objeto de un claro penalti de Ter Stegen y el segundo por ser el encargado de lanzarlo. Sin embargo, el francés vio como el meta le adivinaba la intención y atajaba la pena máxima acabando de un plumazo con la final.

Se le vuelve a escapar al Sevilla FC un título ante uno de los dos gigantes del país, aunque no queda tiempo para lamentarse. El jueves toca viajar a Lituania para certificar el pase al play-off de la Europa League y tres días más tarde llegará el turno del estreno liguero en Vallecas. Con sensaciones muy distintas a las de la final de la Copa del Rey pero repitiendo el sinsabor de la derrota, toca mirar hacia delante.

viernes, 10 de agosto de 2018

1-0: TOCA VIAJAR A VILNA CON EL MÍNIMO MARGEN DE ERROR

El Sevilla FC se impuso por la mínima al Zalgiris con un tanto de falta directa de Banega y no podrá relajarse ni un ápice el próximo jueves en Lituania si quiere estar presente en la ronda de play-off de la UEFA Europa League. Aleix Vidal, el último en llegar, disputó los 90 minutos y estuvo muy cerca de anotar su primer gol.

El Sevilla FC ha conseguido este jueves su tercera victoria oficial de la temporada en la ida de la Q3 de la UEFA Europa League. Un partido para el que Pablo Machín planteó un once algo condicionado por la disputa el próximo domingo de la Supercopa de España en Tánger y en el que sólo se pudo lograr un tanto de ventaja de cara a la vuelta del próximo jueves en Vilna. Banega, a diez para el descanso y de falta directa, hizo el único tanto del choque. Aunque hubo ocasiones de sobra para haber logrado un marcador más holgado, es justo decir que el Zalgiris también dio un par de sustos que resolvió con acierto Vaclik. Dentro de siete días y una vez pasada la cita ante el FC Barcelona, tocará dar la cara en Lituania para certificar el pase al play-off.

En el primer cuarto de hora se sucedieron numerosas ocasiones que no acabaron en gol por la precipitación en unos casos y la falta de puntería en algunos otros. Banega fue el primero en probar a Bartkus con dos disparos desde fuera del área, mientras que Nolito, poco después, probó al meta desde la frontal con un disparo que salió despejado lamiendo el larguero. Atrás, mucha seguridad con el canterano Berrocal y el siempre atento Gnagnon, ambos escoltados por el capitán Carriço. Cuando robaban, a los de Urbonas les costaba hilvanar juego de ataque y eso permitía estar tranquilos a los sevillistas.

Eso sí, mediado ya pasado el primer cuarto de hora las aguas parecieron calmarse y se dio pie a un fútbol más propio de la pretemporada, en el que los visitantes seguían sin inquietar pero que permitía menos fluidez sevillista, por mucho que Aleix Vidal y Pejiño siguieran creando juego desde la banda derecha. Todo ello quedó interrumpido por el balón parado, pues una falta cometida sobre Amadou en el borde del área la aprovechaba Banega a diez para el descanso para convertir el 1-0. Quizás cuando menos lo merecía el Sevilla se ponía por delante, aunque por méritos globales la ventaja seguía antojándose incluso corta. Eso sí, al borde del descanso los bálticos espabilaron y tuvieron dos acercamientos aprovechando errores del Sevilla atrás. Sin embargo, ni Simkovic con un complicado remate ni luego Ogana mano a mano con Vaclík, aprovecharon su oportunidad.

No cambió demasiado el panorama en la segunda parte, más allá de que poco a poco los lituanos fueran conformándose cada vez más con lo que tenían y eso les llevaba a no salir demasiado al contragolpe. Los de Machín, por su parte, seguían acumulando hombres en ataque pero sin la determinación suficiente como para volver a batir a Bartkus. Un rechace cazado por Amadou fue el primer aviso y quizás la más clara tendría justo después Aleix Vidal, cuyo disparo raso desde la esquina derecha del área la acertó a despejar a córner el propio Bartkus. Muriel no tardó en relevar a un buen Pejiño y el colombiano no tardó en ponerse de gol, aunque hoy no parecía ser el día en cuanto al acierto ofensivo.

Banega lo volvió a intentar en una falta casi calcada a la del gol, pero en esta ocasión el balón se fue levemente escorado a la derecha. Además, aunque fue en ocasiones contadas, el Zalgiris dio algún susto sobre todo impulsado por el rumano Antal, que obligó a Vaclík a salvar el gol del empate a la hora de partido. Con Sarabia y Ganso ya sobre el césped siguió el dominio nervionense, pero no hubo forma de conseguir un segundo tanto con el que ir algo más tranquilos a tierras bálticas. De esta forma, el próximo jueves a las 19.00 horas tocará hacer bueno este gol y sacar adelante la eliminatoria sobre un césped artificial que no debe ser óbice para volver a mostrarse superiores a los verdiblancos.

viernes, 3 de agosto de 2018

EL SEVILLA FC COMPENSARÁ ECONÓMICAMENTE A LOS ABONADOS QUE TENÍAN INCLUIDA LA SUPERCOPA EN EL ABONO

El club retornará entre todos los que tienen el abono normal y total, cantidades que van desde los 15 hasta los 50 euros en carnets de adulto, lo que supone alrededor de un cinco por ciento sobre el precio pagado

El Sevilla FC ha decidido, tal y como había anunciado, que compensará económicamente a los abonados que tenían incluido en su abono (el normal y el total) el partido de ida de la Supercopa de España en el Ramón Sánchez-Pizjuán por la no celebración de este encuentro, que la Federación Española, sin el respaldo del club, decidió organizar en Tánger a un solo partido. Lo hará forma proporcional al coste del abono que han sacado para esta temporada, con la devolución de aproximadamente un 5% del precio pagado por el mismo, tomando como base el coste Abono Normal, donde estaba incluida la final de ida. El porcentaje no afecta al suplemento del abono total. Los abonados con carnet Solo Liga no han de ser compensados por no tener incluido este partido.
Así las cosas, a los abonados adultos de Goles se les reintegrará entre 15 y 17 euros, en Fondo de 18 a 31 euros y en Preferencia, entre 29 y 50 euros. Para ver la cantidad exacta según tipología de abonado -menores, packs familiares, etc- consultar el cuadro adjunto AQUI

El Sevilla FC ha descartado descontar la compensación del precio de las entradas de la final de la Supercopa de Tánger porque con la cantidad asignada solo alcanzaría para atender a un porcentaje bajo de abonados. El viaje igualmente no se puede subvencionar por razones de normativa de competencia. El club, para facilitar el retorno de esta cantidad a todos sus abonados, trabaja para que el importe se pueda recibir con el código de barras de su abono, de modo que con el mismo carnet se pueda obtener la cantidad retornada para gastar de distintas formas:

- En las tiendas oficiales del club (Estadio, Centro y Outlet). 
- En taquillas para entradas de todos los partidos de la presente temporada.
- En taquillas para descontarlo del precio del abono de la temporada que viene.

El club anunciará debidamente cuándo se podrá hacer uso de la devolución, que será a partir de septiembre. El abonado tendrá todo un año, hasta septiembre de 2019, para hacer uso de la cantidad reembolsada. Por complejidad de la operatividad no se contempla el retorno en metálico. El abonado podrá gastar su compensación tanto en pagos online como de forma presencial y no será necesario consumirla de una sola vez.

1-3: GANA, SIGUE CRECIENDO Y YA PIENSA EN EL ZALGIRIS

Resumen del partido AQUI.

Un doblete de Pablo Sarabia y un gran gol de Muriel en jugada personal permiten superar con solvencia la eliminatoria a los de Machín, que vieron como el Újpest lograba su único gol ya sin nada en juego en la segunda parte

El Sevilla FC ha conseguido la clasificación para la Q3 de la UEFA Europa League en una calurosa noche en Budapest, donde no se conformó con la clara ventaja que arrastraba del partido de ida y ganó con solvencia al Újpest FC. Un doblete de Pablo Sarabia dejó todo sentenciado ya en el inicio de la segunda parte, mientras que Szótér, con un certero lanzamiento desde fuera del área, acortó distancias a 15 minutos para el final. Eso sí, antes de la conclusión dio tiempo para que Muriel, que tuvo sus primeros minutos oficiales de la temporada, redondeara el marcador con una gran jugada personal que certificó el 1-3. Ya espera el FC Zalgiris lituano, que visitará Nervión en la ida el próximo jueves.

Muy pronto se vislumbró que la emoción había desaparecido con el 4-0 de Nervión, lo que unido al calor y la humedad reinantes en el Ferenc Szusza Stadion dio lugar a unos primeros compases sin demasiado ritmo y con un Újpest más protagonista de lo que lo fue en Sevilla. En cuanto a las áreas, el primer acercamiento se hizo esperar hasta ya cumplido el primer cuarto de hora, cuando Sarabia cabeceó sin demasiado peligro un centro desde la izquierda. Poco después y de córner lo intentó Carriço, mientras que el primer aviso magiar lo dio Szótér con un tiro al lateral de la red.

Volvió a asustar levemente el Újpest con un tiro rebotado de Nagy que pudo despistar a Sergio Rico, una de las principales novedades en el once junto al recién llegado Sergi Gómez. También tuvo desde el inicio sus primeros minutos de la temporada Mercado, que sustituyó a última hora a Pareja por unas molestias de Nico en el calentamiento. Eso sí, pasada la media hora iba a llegar el primer tanto con un centro medido de Escudero que mandó dentro en el segundo palo Sarabia.

En el segundo tiempo todo se puso aún más de cara con el doblete de Sarabia, que aprovechó un pase en magnífica posición de un Pejiño que había aprovechado una pérdida húngara en el centro del campo. Si quedaba algo de emoción incluso para el segundo triunfo parcial, los de Machín daban la estacada definitiva y a partir de ahí se pudo dar una segunda mitad algo más tranquila y sin demasiados acercamientos al área. Además, el míster aprovechó para dar minutos a Nolito, Muriel y Roque Mesa.

Quizás el único lunar fue el primer gol oficial encajado esta temporada, un trallazo de Szótér a la escuadra y desde fuera del área ante el que nada se podía hacer. Aún así, Muriel se encargó de ser el último en dar con el tercer gol sevillista de la noche, una magnífica acción personal que acabó con calidad ante Pajovic. Al final, 7-1 en el global de la eliminatoria y a seguir trabajando, con la mente puesta ya en el Zalgiris y la presencia asegurada en el sorteo del Play Off, que se celebra este lunes y en el que Sevilla y Zalgiris conocerán sus dos posibles rivales.


viernes, 27 de julio de 2018

4-0: GOLEADA EN EL DEBUT PARA DEJAR ENCARRILADO EL PASE ANTE EL ÚJPEST

El Sevilla FC supera al equipo húngaro con gol y asistencia de un gran Jesús Navas en el primer tiempo. Un penalti anotado por Ben Yedder -que obligó al Újpest a jugar una hora en inferioridad- y el tercero de Sarabia, completaron el marcador. En el segundo tiempo, cuando todo hacía indicar que tocaría conformarse con los tres de ventaja, Franco Vázquez hizo el cuarto en el descuento.

El Sevilla FC debutó en la noche de este jueves oficialmente en lo que a la temporada 2018/2019 se refiere, aprovechando para dejar virtualmente sentenciada la eliminatoria Q2 de la UEFA Europa League ante el Újpest FC húngaro. Los visitantes mostraron esa buena colocación y algo de la velocidad al contragolpe que se les presuponía, pero se vieron demasiado superados por un Sevilla que jugó casi todo el partido en campo contrario. El próximo jueves a las 21.00 horas tocará disputar la vuelta en Budapest, un partido que por suerte será más de trámite que de otra cosa, para poder pensar ya en una Q3 en la que esperan o el Zalgiris lituano o el Vaduz de Lietchenstein. En un Sánchez-Pizjuán que rozó los 30.000 espectadores, la primera prueba, más allá de la identidad del rival, parece satisfactoria también en cuanto a la aplicación del característico sistema de Pablo Machín.

Ya desde el inicio se pudo ver hasta qué punto sería dominador el equipo nervionense, que no tardó en irse arriba y no dudó en presionar muy cerca de la portería de Pajovic. Ya los cuatro minutos la tuvo Nolito, que no la dejó caer en un córner botado por Roque Mesa y disparó levemente por encima de la portería húngara. Sólo tres minutos más tarde, nueva aparición de Roque, que asistió a Jesús Navas para que el palaciego mostrase su calidad. Pese a ser sus primeros minutos contando incluso los amistosos, desbordó y la cruzó para hacer el primero de la noche con muchísima clase. El Újpest lo intentaba, pero más allá de algún mal bote del debutante Vaclik, que mostró su juego de pies, apenas si tuvo opciones de estrenar su casillero en el marcador.

El Sevilla dominaba con claridad hasta plantarse en el área magiar y así pudo llegar el segundo con una carambola que sacó la zaga visitante bajo los palos. También, ya con más espacios, la tuvo Sarabia mano a mano con Pajovic, pero el madrileño optó por un tiro colocado aunque sin la suficiente potencia como para sorprender al meta. Por suerte, sólo tres minutos más tarde iba a llegar el segundo en una acción en la que Pauljevic derribó al propio Sarabia dentro del área, cometiendo penalti y siendo expulsado con roja directa. Ben Yedder tomó la responsabilidad y no falló para comenzar a encarrilar la victoria de su equipo. Además, antes del descanso iba a dar tiempo para un tercer gol, tras una acción en la que Navas y Sarabia se quedaron solos ante Pajovic y el palaciego le dio el pase de la muerte a su compañero para hacer el 3-0 a placer.

No cambió demasiado el panorama en la segunda parte, con un Újpest cada vez más convencido en que lo más cercano a triunfar era no seguir encajando goles. Y es que aunque no llegaba el cuarto, el dominio territorial, de posesión y también de ocasiones seguía siendo claramente sevillista. La volvió a tener Jesús Navas pronto, sin duda de los más destacados sobre el césped, pero el canterano necesita ir entrando poco a poco y por ello no tardó demasiado en abandonar el terreno de juego. En el trece de la segunda dejaba su sitio a Corchia, produciendo la primera gran ovación de la grada sevillista en esta nueva temporada. El cansancio parecía comenzar a hacer mella en los de Machín, que volvió a mover el banquillo mediado el segundo tiempo con la salida de Pejiño por Sarabia. El extremo, justo antes, vio como le anulaban por fuera de juego uno de esos tantos cuya injusticia se acabará con la inminente llegada del VAR.

Con la gasolina acabándose, pese a seguir acumulando gente arriba, Machín optó por otro toque canterano que refrescase el once y dio minutos también a Borja Lasso, por un Arana que acabó demasiado exigido por sus continuas subidas en la banda izquierda. Eso sí, el más destacado fue Pejiño, que probó primero a Pajovic tras un buen quiebro y que posteriormente asistió a Corchia, que con todo a favor en el segundo palo no llegó a contactar bien con el balón. Parecía que no daría tiempo para un cuarto gol, pero en el segundo minuto de alargue aparecería Franco Vázquez, de cabeza, para anotar tras asistencia de Ben Yedder. Como se suele decir, no valen confianzas para viajar a Budapest dentro de siete días, pero el siguiente peldaño en la competición queda ya muy cerca.