miércoles, 23 de agosto de 2017

Sevilla vs Istanbul Basaksehir 2-2 UEFA Champions Leage

2-2: OBJETIVO CUMPLIDO

El Sevilla FC se clasifica para la fase de grupos de la Champions League en un partido que pudo haber resuelto antes, pero en el que el acierto de los turcos motivó una recta final demasiado emocionante. Los goles de Escudero y Ben Yedder parecían sentenciar, pero Visca dejó al Basaksehir a un gol de la machada y los visitantes se volcaron en ataque. Por suerte, serán los de Berizzo los que estén en el sorteo del próximo jueves en Mónaco

Quizás con mucho más sufrimiento del que se podía esperar, pero el Sevilla FC vuelve a escribir su nombre en la fase de grupos de la Champions League. En un partido en el que la falta de acierto en el arranque tuvo mucho peso, el Basaksehir llegó al descanso con un 0-1 gracias precisamente a su puntería en la única que tuvo. En la segunda parte los sevillistas salieron enchufados y le dieron la vuelta con goles de Escudero y Ben Yedder, pero Visca le puso todo el picante a los diez últimos minutos con el 2-2. Tocó apretarse los machos como nunca, pero el final, esta vez, fue muy dulce.

Sabía el Sevilla que tenía que intimidar a su rival desde el principio y el guión se cumplió. De hecho, Bacacan temió hasta en tres ocasiones que su meta quedase batida antes de que la afición recordase a Antonio Puerta en el minuto 16. Correa, mano a mano con el meta, Ben Yedder con un disparo demasiado cruzado y Mercado con un trallazo al poste, fueron los protagonistas. Sin embargo el tanto no llegó y la primera parte casi se esfumó, a partir de ahí, para los de Berizzo en ataque. Todo lo contrario que el Basaksehir, que en su primer aviso lograba el 0-1 por medio del mismo goleador de la ida, Elia. El pase de la muerte de Caiçara lo aprovechó el africano en el segundo palo para darle emoción a la eliminatoria. A partir de ahí, curiosamente como en la ida, el Sevilla pareció desconectarse y apenas probó suerte con un disparo de falta de Banega que se marchó arriba.


En la segunda parte todo empezó de forma distinta. Pizarro, muy atento a cada balón suelto en el primer tiempo, estuvo más pegado a Nzonzi y eso permitió acumular más posesión, mientras los turcos sumaban hombres atrás para intentar salir rápido a la contra. Hacía falta un gol para recuperar la tranquilidad y su autor fue, también como en la ida, Sergio Escudero, que cabeceó un espectacular centro de Navas desde la derecha.

El palaciego, entonadísimo como ya dejó entrever ante el Espanyol, fue decisivo para desactivar a los de naranja. De hecho, pasada la hora de juego, una nueva penetración del 16 dejó a Mercado solo para ponerla atrás a Correa, que remató arriba muy forzado. El argentino siempre lo intentó, pero parece que su acierto de cara al gol se hace esperar. La clasificación, entonces, parecía no correr peligro a falta el gol de la tranquilidad, que llegó nada más salir Nolito.

Precisamente el sanluqueño fue su ideólogo, avanzando en jugada individual y permitiendo a Ben Yedder recibir escorado, pero con ángulo suficiente para batir por bajo a Babacan. El error, con el meta batido, de Nzonzi unos segundos antes, parecía quedar en anécdota. Y es que la recta final el Sevilla se esforzó en intentar hacer algo más de sangre si cabía, pero en una jugada aislada,Visca aprovechaba un rechace en una acción que venía de fuera de juego para poner el 2-2.

Todo cambiaba, con diez minutos por delante, ya que a los otomanos les hacía falta sólo un gol más. Achucharon de lo lindo obligando a la grada a convertirse en uno más. Incluso Emre la tuvo con una falta al poste, pero pese al desconcierto de esos minutos, no hubiese sido justo un final alternativo. El pitido final llegó con la explosión de júbilo que denotaba lo que ha costado, pero la fase de grupos volverá a tener, por tercer año consecutivo, color sevillista.

domingo, 20 de agosto de 2017

1-1: ACARICIÓ EL TRIUNFO EN UN PARTIDO IGUALADO

El Sevilla se sobrepuso a un mal comienzo, con lesión de David Soria incluida, y en la segunda parte, con Banega y Navas marcando la diferencia , tuvo cerca un triunfo que se perdió en la madera y las buenas intervenciones de Pau López

El Sevilla FC no pudo estrenarse con triunfo en Liga, en un partido raro, en el que fue de menos a más, con una parte para cada equipo, aunque los nervionenses se adelantaron en el marcador y pudieron haberse puesto 2-0 cuando aparentemente mejor estaba el Espanyol, que en la primera mitad de dispuso de clarísimas oportunidades. En la reanudación, con Banega en el campo y Jesús Navas poniendo velocidad, el Sevilla aceleró hacia un triunfo que se perdió en dos ocasiones claras de Muriel, frustradas por el palo y por Pau López.

Puesta de escena oficial del Sevilla FC 17/18 en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante un rival de enjundia y llamado a pelear arriba como el Espanyol. Para la ocasión Eduardo Berizzo puso en liza un once repleto de rotaciones con respecto a los que jugaron el jueves. Únicamente repetían Lenglet y Nzonzi, destacando la titularidad de David Soria y Borja Lasso. El partido comenzó torcido, con una pérdida en el centro del campo y una rápida cabalgada de Leo Baptistao que David Soria logró desbaratar jugándose el tipo, hasta el punto que se lesionó la mano izquierda y pidió el cambio de inmediato. Sergio Rico a escena y primer aviso de los pericos a la contra, que ni mucho menos sería el último.

En el primer periodo fue el Espanyol quien más cómodo se encontró en el campo. El Sevilla trataba de llevar el peso del choque, pero jugaba demasiado lejos de las inmediaciones de Pau López y eran los catalanes los que llegaban a la contra con claridad aprovechando las pérdidas en la medular de los nervionnses, apareciendo Sergio Rico en varias ocasiones providencial. El equipo de Berizzo no se conectó al choque hasta que una buena internada de Navas acabó en remate de Nolito y paradón de López. La ocasión espoleó el ánimo de los locales, que se vinieron arriba con ganas, pero sin orden. Aún así el equipo se puso por delante, gracias a un saque de esquina que acabó en un remate de rodilla de Lenglet que acabó en gol.

El partido se ponía de dulce, tal vez sin merecerlo, pero el Sevilla aprovechaba la ola y ahora sí llegaba con certeza, sobre todo a través de Muriel, que en varias ocasiones rozaba el segundo. Pero cuando mejor lo tenía, una nueva perdida de la que se aprovechó Baptistao propiciaba el empate antes de llegar al descanso.

Poco cambiaban las cosas en la reanudación, con el Sevilla muy espeso para desarmar a un Espanyol bien plantado. Berizzo no tardó en mover ficha y sacar a Banega por Borja Lasso. Con el argentino en el campo el Sevilla tomó otro aire. El balón se administraba mejor y Jesús Navas apareció con mucha intensidad por la derecha y generó el suficiente desequilibrio para que el Espanyol se replegara. El paso atrás de los pericos fue aprovechado por el Sevilla, que siempre volcado a la derecha, se fue para adelante y puso cerco al área de López. El buen juego se tradujo en dos oportunidades muy claras, ambas para Muriel. La primera, en el minuto setenta, acabó en un remate al palo, tras una gran jugada colectiva y un servicio de fantasía de Banega. La segunda la desbarató Pau López con una gran intervención, tras pase de la muerte de Sarabia. Todo hacía indicar un final emocionante con el Sevilla acosando a su rival, pero el equipo se desinfló en el último tramo, fundamentalmente por la expulsión de Banega tras protestar al colegiado.

Con uno más el Espanyol soltó amarras aunque no fue de verdad a por el triunfo, pues en realidad mucho antes ya había apostado por un empate que puede catalogarse como justo, porque un tiempo fue para cada equipo, si bien el Sevilla dio la sensación por momentos de que se podía llevar un triunfo que mereció sobre todo el tiempo en que Banega estuvo en el campo.

sábado, 19 de agosto de 2017

GANSO, BORJA LASSO Y SARABIA, NOVEDADES PARA RECIBIR AL ESPANYOL

No llegan a la cita ni Vázquez ni Carriço y descansan Pareja, Krohn-Dehli y Montoya

Ganso, Borja Lasso y Pablo Sarabia son las novedades de una lista de convocados para recibir al Espanyol en la que no estarán Nico Pareja, Krohn-Dehli y Walter Montoya por decisión técnica, ni Franco Vázquez ni Carriço por lesión. En concreto, la lista la conforman Sergio Rico, David Soria, Gabriel Mercado, Corchia, Kjaer, Lenglet, Escudero, Nzonzi, Pizarro, Borja Lasso, Banega, Ganso, Sarabia, Correa, Navas, Nolito, Muriel y Ben Yedder.

lunes, 14 de agosto de 2017

A POR EL PRIMER PASO HACIA LA FASE DE GRUPOS CON 22 JUGADORES

Eduardo Berizzo sólo deja en Sevilla a los tocados Carriço y Franco Vázquez

Una vez llevado a cabo el primer entrenamiento de la semana esta mañana en la ciudad deportiva, Eduardo Berizzo ha ofrecido su primera lista de convocados oficial. El equipo se desplaza este martes a primera hora a tierras turcas para medirse el miércoles, a partir de las 20.45 horas, al Istanbul Basaksehir en la ida del Play off de la Champions League.

El técnico argentino cuenta únicamente con dos bajas, las del central portugués Daniel Carriço, lesionado en el isquiotibial derecho, así como de Franco Vázquez, que pese a incorporarse ayer a los entrenamientos no ha llegado a tiempo para competir. Sí que están Sarabia -ausente en el Trofeo Antonio Puerta- así como Mercado y Correa, que tuvieron que salir sustituidos en el choque ante la Roma.

La lista de 22 convocados la conforman: Sergio Rico, David Soria, Juan Soriano, Mercado, Corchia, Kjaer, Pareja, Lenglet, Escudero, Sarabia, Nzonzi, Pizarro, Krohn-Dehli, Banega, Ganso, Borja Lasso, Montoya, Jesús Navas, Muriel, Ben Yedder, Nolito y Correa.