sábado, 18 de mayo de 2019

2-0: EPÍLOGO FELIZ AUNQUE SIN MILAGRO

Victoria ante el Athletic Club con goles de Ben Yedder y Munir que permite acabar sextos y acceder a la fase de grupos de la UEL. El Athletic pierde la séptima plaza, que será finalmente para el Espanyol.

Mucho se había hablado durante la semana del partido entre Sevilla y Athletic en esta última jornada, en el que ambos podían encontrar, con las matemáticas en la mano, la manera de certificar respectivamente la sexta y séptima plaza sin atender a otros resultados. Pero tal y como había anunciado Caparrós en la previa, su equipo salió a ganar ante su gente y así lo hizo para despedir la temporada, certificando así la clasificación para la fase de grupos de la UEFA Europa League y evitando las tres rondas eliminatorias que tocó afrontar esta temporada. El otro gran objetivo, el de la cuarta plaza, se desvaneció pronto, pues ni Valencia ni Getafe llegaron a estar en ningún momento por detrás en el marcador de sus encuentros.

Eso sí, pareció que ambos equipos, que salían al césped con sus objetivos más alcanzables momentáneamente cumplidos, preferían esperar durante los primeros compases para ver qué se cocía en el resto de partidos implicados. Aunque Aleix Vidal -novedad en la derecha por la inesperada ausencia de Sarabia- comenzó muy activo, el partido fue perdiendo revoluciones poco a poco, pese a que la temperatura acabó por no ser ese incordio que se preveía durante el inicio de semana. Apenas un par de acciones duras de Raúl García conseguían ponerle picante a un arranque de partido sin demasiados acercamientos a las áreas.

Hubo que esperar de hecho media hora para ver la primera ocasión, muy peligrosa. Fue en un córner botado por Aleix Vidal que cabeceó Escudero tras ganarle la partida a Beñat. El vallisoletano la cruzó con peligro y el balón pasó rozando el palo derecho de la meta de Herrerín. Ya por entonces era el Sevilla el único que buscaba abrir el marcador, algo que pudo hacer también Navas con una internada por la derecha que acabó con un disparo del palaciego. El balón pasó muy cerca del larguero vizcaíno, pero desgraciadamente por encima. Por suerte, poco después iba a llegar el tanto nervionense.

Centro otra vez por la derecha de Jesús Navas al área pequeña que no puede recibir Ben Yedder. Lo intercepta Dani García pero hacia su propia portería, obligando a Herrerín a evitar el tanto en propia meta a costa de dejar el balón muerto. Wissam no lo desaprovecha y hace el primero ante la incredulidad del meta rojiblanco. Sin tiempo para más en el primer acto, el Athletic se iba al vestuario aún séptimo, pero a expensas de que cualquier gol en Cornellá-El Prat le obligase a recuperar las tablas para mantenerse en Europa. Y tras el descanso, nuevo contratiempo con la lesión de Rog, que obligó a salir a Gnagnon para ubicarse en el doble pivote junto a Amadou.

El Athletic no terminaba de carburar y todo se le terminó de torcer con el tanto de Rosales para el Espanyol, que situaba a los bilbaínos en la octava posición. Casi seguidamente llegaba la gran opción para el empate, pues Sánchez Martínez creyó ver manos en un lanzamiento que intercepta Mercado de perfil y con el brazo pegado al cuerpo. Tras algunos minutos de incredulidad, el VAR lo puso todo en su sitio y la acción quedó anulada. Mientras, Caparrós le daba minutos a Bryan y a Nolito, que volvió a tiempo tras lesionarse precisamente en Lezama en enero. Garitano, por su parte, también movió el banquillo con la idea de darle a su equipo la máxima mordiente posible.

El Athletic se fue arriba al final, como es lógico, obligando a la zaga nervionense a emplearse a fondo. Aún así, ya en el alargue, pudo llegar el empate en un córner que acabó con Ibai Gómez rematando casi a puerta vacía. El balón acabó en el larguero y en la contra tocaría sentenciar, con una jugada que obligó a Herrerín a salir hasta la línea medular y que acabó mandando dentro Munir tras varios rechaces. Ahí se acababan las esperanzas de un Athletic que veía penalizada al máximo su falta de acierto. Punto y final a una temporada de claroscuros que permitirá, eso sí, seguir luciendo un año más el nombre de Sevilla por Europa.

viernes, 26 de abril de 2019

PROYECTO “RINCÓN CULTURAL” EN LA PEÑA SEVILLISTA DE PILAS

 Como muestra del compromiso de la Peña Sevillista “Enrique Lora” con la cultura, las fiestas y tradiciones de nuestro pueblo, desde la Junta Directiva se ha puesto en marcha el proyecto “Rincón Cultural”. Idea que surge tras la cesión por parte del artista local, Carlos Gallardo, del cuadro que ha sido el cartel oficial de la Semana Santa y que ha sido expuesto en un lugar noble de nuestra entidad durante estas fiestas. Vista la gran aceptación que ha tenido la iniciativa, desde la Junta Directiva se pretende continuar con esta dinámica, creando así el “Rincón Cultural”, un espacio para que los artistas locales que lo deseen puedan exponer una de sus obras cada quince días.
En este sentido, os presentamos la segunda obra que ya luce en nuestra peña, denominada “Personajes Femeninos” de Miguel Torner de Semir, y que forma parte de la Colección CAFBA.
Desde la Junta Directiva queremos agradecer la cesión de estas dos primeras obras a sus propietarios, animar a otros artistas a su colaboración y, finalmente, a los vecinos y vecinas a que se acerquen a contemplar las distintas obras que se irán exponiendo.



sábado, 13 de abril de 2019

3-2: UN DERBI COMO LOS DE ANTES Y UN RESULTADO COMO LOS DE SIEMPRE

95 minutos de nervios desembocaron en un triunfo en El Gran Derbi tras una racha que en Nervión se ha había hecho ya demasiado larga. Golazos de Munir, Sarabia y Franco Vázquez para seguir apretando por la cuarta plaza.

No había paciencia para uno más. Tres derbis sin conocer la victoria eran demasiados en el bando sevillista y este Sábado de Pasión no defraudó ni un ápice. El Sevilla FC consiguió tres puntos de oro ante un Betis que consiguió seguir en el partido hasta el final pero que no sacó ningún partido a su juego de posesión ante un Sevilla que le ganó en pegada. Munir abrió el marcador para colocar al Sevilla al mando del marcador y el juego, pero toda la emoción quedó para la segunda parte. Lo Celso igualó las cosas y Sarabia no tardó en volver a desequilibrarlas, utilizando la clase del Mudo para abrir hueco en el marcador. Tello puso la emoción de falta directa y tocó apretarse los machos, pero la victoria se quedó en casa y la cuarta plaza se sigue acercando.

No era el inicio de partido que tanto habían imaginado durante la semana los sevillistas. La inesperada ausencia de Gonalons en el centro del campo pareció pasar factura en el plan establecido y eso convirtió a los verdiblancos en los jefes de la medular durante los primeros compases. Un mano a mano de Jesé con Vaclík que el checo sacó con reflejos fue el primer acercamiento a las áreas y pasado el cuarto de hora se precipitó el canario tras un doble error defensivo sevillista. Primero Navas erró en el pase atrás y luego el meta no acertó con el despeje a la desesperada. Jesé recibió y no vio a Canales solo, optando por lanzar desde lejos y permitiendo a Navas redimirse de su error inicial.

La presión bética impedía al Sevilla sentirse cómodo y la volvió a tener Jesé, que se sirvió de un buen pase de Guardado, extremadamente solo, para volver a cruzarse con el internacional por la República Checa. Los intentos del Sevilla se habían limitado a juego directo con demasiada precipitación, pero en el primer aviso serio de los de Caparrós iba a llegar el primer tanto de la noche. Corría el minuto 26 cuando un robo de Vázquez en la izquierda le permitía ponerla al centro para Banega. Cambio de banda para Sarabia, que desde el flanco derecho la pone con mucho veneno al corazón del área. Ahí aparece Munir, que le gana la posición a Canales y la pone inapelable para batir de cabeza a Pau López.

El Sevilla estaba por delante y eso le cambiaría el semblante a la primera mitad. El Betis perdió el poderío y Ben Yedder pudo asestar un nuevo golpe justo a la media hora, pero el magistral pase interior de Franco Vázquez iba a terminar en remate del francés y gran parada a mano cambiada de Pau López cuando ya se cantaba el segundo. No pararon de intentarlo, aún así, los sevillistas, que no dejaban al Betis sacarla jugada en su campo e inquietaban con muchos hombres en las inmediaciones del área. Primera parte por lo tanto con dos caras muy distintas, una inicial con más comodidad bética aunque sin saber desactivar a Vaclík y una segunda, encarrilada con el gol, que dejó paso a un Sevilla mucho más capacitado para sacar partido a sus virtudes.

La segunda parte venía con curvas y tras un arranque dubitativo, el Betis volvía a sentirse cómodo. Un error de Roque en el primer minuto permitió a Lo Celso recibir y un buen Vaclík achicó. Poco después era Jesé el que volvía a desperdiciar un mano a mano agigantando la actuación de un gran Vaclík. Tanto parecía ir el cántaro a la fuente, que en el diez del segundo tiempo llegaba el 1-1, obra de Lo Celso a centro desde la izquierda de Junior. Por suerte no iba a durar demasiado la alegría en el bando bético, porque cuatro minutos después iba a llegar el segundo. Robo de Munir, dejada para Ben Yedder y remate espectacular de Sarabia en el segundo palo que volvía a poner las cosas en su sitio. Y aún en el minuto 64, la locura con un remate increíble de Franco Vázquez, que se vio demasiado solo y no lo dudó para ponerla imposible a López.

Quedaban 25 minutos y el Betis se fue con todo arriba para acortar distancias. Entraron Joaquín y Tello y Caparrós respondió con la salida de Promes y Aleix, con la lesión de Banega obligando a agotar las sustituciones con la salida de Rog. Una falta en la frontal del área suponía el 3-2 con demasiados minutos por delante, ocho más el alargue, así que tocaba sufrir para conseguir sacar el partido adelante. Como muestra, los dos saques de esquina consecutivos con Pau López al remate con los que todo terminó, permitiendo a todo el estadio liberar lo que había retenido durante tantos minutos. Triunfo que obliga al Getafe a ganar este domingo para retener la cuarta plaza y que aleja a uno de los rivales en la pelea por Europa, que se queda ya a nueve puntos y un (+25) en el golaverage general, que sería el que decidiría dado el caso.

domingo, 7 de abril de 2019

0-2: ENCUENTRA EL PREMIO AL FINAL.

Los goles de Roque Mesa y Munir en los cinco últimos minutos deciden un partido que pudo resolverse antes, pero el VAR anuló un tanto de Ben Yedder en el primer tiempo. Cuarta victoria en los cinco últimos partidos para seguir a tiro de la Champions.

Tres puntos más para seguir peleando hacia el objetivo. El Sevilla FC ha sumado su segunda victoria consecutiva a domicilio y ha vuelto con 23 años de sequía en Valladolid, donde se ha impuesto con los goles en la recta final de Roque Mesa y Munir. Tras una primera parte nada vistosa de los de Caparrós en la que aún así anotó un gol que le anuló el VAR, en la segunda fue de más a menos hasta que una acción de calidad del canario rompió el partido para que Munir, a pase de Bryan, sentenciase en el descuento.

No empezó entonado el Sevilla en Zorrilla, donde los primeros minutos no fueron precisamente atractivos. Aunque el equipo de Caparrós intentaba salir jugando -a veces de forma demasiado atropellada- lo cierto es que le costaba plantarse ante la meta de Masip. El Valladolid lo intentaba de una forma más directa y le dio algo más de resultado. La primera la tuvo en el minuto 7, con un centro de Alcaraz que se cerró demasiado y no cogió portería pese a complicar a Juan Soriano. Dos minutos más tarde, eso sí,llegaba la réplica nervionense con un córner botado por Banega que cabeceó Mercado a la parte superior del larguero.

Poco a poco los blanquivioletas se fueron estirando y tuvieron varias claras. Pasado el cuarto de hora la tuvo Guardiola con un tiro al poste tras otro lanzamiento rechazado por Soriano, pero el colegiado anuló la acción por claro fuera de juego. Poco después era Keko el que, con todo a favor, remataba con la rodilla un centro desde la izquierda de Plano sin fortuna. Y es que los de Sergio González hacían pasar al Sevilla su peor momento de la primera parte y obligaban a trabajar a Soriano, que a la media hora tapaba con reflejos un tiro de Anuar tras un error en el despeje de Carriço. Curiosamente cuando peor estaba y de nuevo de córner iba a llegar lo que parecía el 0-1, con lanzamiento botado por Sarabia y cabeceado en el corazón del área pequeña por Ben Yedder. Todo parecía correcto hasta que, apoyado en el VAR, Sánchez Martínez anulaba el tanto por falta previa de Franco Vázquez en la melé previa al córner.

Aunque el varapalo de la anulación siempre es significativo, en esta ocasión el gol pareció espolear algo al Sevilla y tranquilizar al Valladolid, que en el cuarto de hora que restaba hasta el descanso no volvió a inquietar la meta de Soriano. Sí que la tuvo Banega, con una falta en corto que le permitió avanzar y disparar desde fuera del área con potencia pero algo centrado. De hecho en la reanudación salió muy enchufado el Sevilla, que a los cinco minutos tuvo una de esas ocasiones que no se suelen errar. Gran apertura a banda de Banega, pase de la muerte de primeras de Sarabia y remate de Ben Yedder, que con Masip batido no contacta bien y la manda sorprendentemente arriba.

El escenario había cambiado y el Sevilla generaba peligro en cada llegada, pero por desgracia el empuje se fue diluyendo y el partido fue recuperando poco a poco el aspecto de los primeros minutos. Caparrós buscó más picardía en la izquierda con la salida de Bryan y empuje en la medular con Roque Mesa y el plan salió a la perfección. De hecho fue el canario -como ante el Alavés- el que abrió la lata cuando faltaban ya sólo seis minutos. Fue en una acción personal, con un tiro ajustado al palo tras buscarse el hueco con calidad entre los defensas rivales. Quedaba retener la ventaja con el Valladolid volcado y el equipo fue inteligente para no pasar apuros. En una contra bien lanzada por Bryan, el barbateño la puso atrás para que Munir la cruzase y acabase con todo. 

Aprovecha el Sevilla la derrota del Valencia y el empate del Alavés para asentarse en la zona de Europa League y mantenerse a sólo un punto del Getafe, que no falló en su feudo ante el Athletic Club. Ahora, como no podía ser de otra forma, los cinco sentidos puestos en el Gran Derbi del próximo sábado, donde toca volver a recuperar la dinámica de los últimos años ante el eterno rival.

jueves, 4 de abril de 2019

2-0: FINAL TRANQUILO ANTE EL ALAVÉS

El Sevilla FC le regaló a su afición un triunfo plácido tras la dolorosa derrota del pasado domingo ante el Valencia. Volvía Sarabia y se notó con una asistencia y un gol que le convirtieron en el hombre del partido. Pese al triunfo de ayer del Valencia, el pinchazo del Getafe pone la Liga de Campeones de nuevo a un punto.

Había que ganar y no falló el Sevilla FC este jueves en el Ramón Sánchez-Pizjuán. En un partido que comenzó menos movido de lo habitual, la calidad sevillista se fue imponiendo y las claras ocasiones del primer tiempo fructificaron en el golazo de Roque Mesa al borde del descanso. Y con el marcador a favor, inteligencia y paciencia para acabar encontrando el tanto de Sarabia en la recta final. El madrileño volvía tras la lesión y se hizo notar colocándose con 10 goles y 10 asistencias en este campeonato, el primero que alcanza el doble-doble tras Lionel Messi. Ocho jornadas por delante y sólo un punto de desventaja con respecto a la cuarta posición, lo que presenta un menú apasionante de aquí al cierre del campeonato.

No fue un comienzo fácil para el Sevilla, que pese a tener el balón y la vocación ofensiva desde el pitido inicial, vio como el planteamiento alavesista impedía ponerse claramente de gol ante la meta de Pacheco. Un rechace cazado por Munir y un disparo parecido al que le dio su gol en Praga pudo significar el primero a los siete de juego, pero un zaguero vasco despejó providencialmete a córner. Sólo un minuto después lo intentaba Franco Vázquez, pero el atento pase de Ben Yedder no pudo ser aprovechado por el argentino, que echó atrás el cuerpo y el balón se le fue por encima del larguero. Primer arreón para los de Caparrós mientras el Alavés permanecía bien colocado y a la espera de salir en alguna acción con ventaja. Por suerte no aparecía esa desaplicación nervionense y el equipo nervionense lo volvía a intentar con mucha claridad mediado el primer tiempo.

La tuvo Munir con un cabezazo mediado el primer acto tras un centro espectacular de Sarabia, pero el atacante no contactó de la mejor manera y el balón se le fue alto. Casi de forma consecutiva probaba suerte el propio Sarabia con otro balón rechazado que acababa atrapando el meta blanquiazul. No había aparecido el Alavés en todo el partido, pero una pequeña indecisión defensiva sevillista casi provoca lo inesperado. Balón que se queda clavado por el efecto al que no llegan ni Kjaer ni Juan Soriano pero sí Calleri, que dispara y se encuentra con el cuerpo del meta, que tapa y provoca el córner. Ahí pisó el acelerador el Sevilla, decidido a hacer el primero. Tras muchos centros infructuosos y a cuatro minutos para el descanso, la baja Sarabia en el pico del área y la pone atrás para Roque Mesa y el canario le pega con todo. Tras rozar en un defensa el balón se envenena y acaba en la misma escuadra para abrir el marcador. Antes del descanso y con cierta polémica, sobre todo en el primer caso, vieron la amarilla Jesús Navas y Escudero, que cumplirán ciclo en el José Zorrilla.

Sabía el Alavés que si no comenzaba a arriesgar no podría sacar nada positivo y cambió su planteamiento para adelantar líneas. Caparrós fue inteligente y fue al cuerpo a cuerpo buscando un segundo gol que matara definitivamente el partido. De hecho lo tuvo nada más volver del vestuario, con un remate de Munir demasiado alto y sobre todo con una falta lateral que botó Sarabia y peinó en el primer palo Ben Yedder. Atento, el meta Pacheco despejó de puños bajo el larguero para evitar el 2-0. Poco a poco se fue calentando el partido con un juego demasiado brusco que el colegiado no consiguió controlar. De hecho le perdonó la segunda amarilla a Wakaso, que sacó el brazo en un salto con Escudero. Antes, nada más comenzar la segunda parte, había visto una amarilla que le acabó costando la sustitución a Roque Mesa, que era sustituido por Rog a 20 minutos para el final.

El partido parecía controlado, pero el marcador tan corto hacía imposible verlo tan claro. El Sevilla tenía el control ante un Alavés que no terminaba de irse con todo, pese a que Abelardo refrescó el ataque dando entrada a Guidetti por Calleri. También se marchó Pina, otro de los que a punto estuvo de ver la segunda, para dejar su sitio a Brasanac. Pasaban los minutos en favor del Sevilla, pero en una rápida acción en los espacios iba a llegar el tanto de la tranquilidad. Jugada desde la izquierda que recepciona Ben Yedder y la pone con mucha tranquilidad para Sarabia en el segundo palo. Calma que transmitió al madrileño, que rasa y junto al palo le pegó para que Pacheco no tuviera nada que hacer. El cambio estaba preparado y no se modificó, con André Silva sustituyendo a un muy trabajador Munir. El partido moría y el Alavés por fin inquietó a Juan Soriano, con un remate picado de Guidetti de cabeza que se fue arriba.

Aún así quiso más el Sevilla, que no perdió la intensidad en los compases finales pese a que los tres puntos estaban ya en el bolsillo. Aunque no pudo redondearlo con tres puntos el pasado domingo, el equipo sigue metido de lleno en la pelea por la cuarta plaza y aprovecha el tropiezo del Getafe en Cornellá para ponerse a solo un punto de la cuarta posición. No queda otra, pues, que volver a sumar de tres lejos de casa el domingo en Zorrilla, donde espera un Valladolid que tras su gran arranque liguero deberá apretarse los machos para mantener la categoría. No estarán los dos carrileros teóricamente titulares, Navas y Escudero, que al menos llegarán sin ningún tipo de problema disciplinario al derbi del próximo Sábado de Pasión.

Iniciativa de ALUSVI #DorsalesSolidarios

Nuestra Peña Sevillista y su servicio de Bar también se unen a la iniciativa de ALUSVI #DorsalesSolidarios. No faltaremos a la cita del próximo Domingo en la #MarchaSolidaria a las 11 de la mañana en la Plaza de Belén.