jueves, 15 de agosto de 2013

DANIEL CARRIÇO SUFRE UNA RECAÍDA DE SUS MOLESTIAS DURANTE EL ENTRENAMIENTO

Este viernes se le realizarán pruebas de imagen para poder ser más certero en el diagnóstico y conocer el tiempo de baja. Fazio trabajó sin problemas.

La plantilla sevillista trabajó este jueves a puerta cerrada en las instalaciones de la ciudad deportiva. Emery quiere máxima tranquilidad para, una vez cerrada la pretemporada, cambiar el chip. Y es que el domingo arranca de nuevo el campeonato liguero.

De cara a ese partido, el técnico vasco andaba pendiente del estado de Daniel Carriço. En este sentido, las noticias no son buenas, dado que el portugués ha sufrido una recaída de sus molestias en el recto anterior izquierdo durante este último entrenamiento. El jugador inició la sesión, tal y como estaba previsto, con sus compañeros. Todo iba bien, sin molestias, hasta que en un gesto, Carriço volvió a notar el dolor. El defensa se retiró del entrenamiento en ese momento acompañado por el Doctor Jiménez para poder efectuar así una primera exploración. Mañana viernes se le realizarán pruebas de imagen para concretar el diagnóstico del futbolista y conocer el periodo de baja estimado.

El que trabajó sin ningún problema junto a sus compañeros fue el argentino Federico Fazio, con el que Emery podrá contar el domingo si lo estima oportuno. Tras superar la faringitis, tanto en la sesión del miércoles como en la de este jueves, el central ha entrenado al ritmo habitual. El próximo entrenamiento será este viernes a las 09:30 horas en la ciudad deportiva, también a puerta cerrada.