domingo, 17 de septiembre de 2017

0-1: MURIEL HACE MENOS DURO EL REGRESO A LA COMPETICIÓN LIGUERA EN GERONA

Tercera victoria consecutiva en LaLiga Santander para el Sevilla FC, que tuvo que volver a ponerse el traje de faena para imponerse a un recién ascendido que no lo puso nada fácil. Tras un primer tiempo algo más espeso, Muriel decidió en un mano a mano con Iraizoz y el Girona no aprovechó un penalti más que discutible en el último minuto

El fútbol no es justicia sino goles, pero la justicia futbolística estuvo esta tarde en Gerona con un Sevilla que sumó un nuevo triunfo a domicilio en condiciones muy similares a la de Getafe. Eso sí, en esta ocasión hubo que sortear una pena máxima tras una acción sin nada punible de Franco Vázquez sobre Mojica que Granell envió al larguero. Antes, Muriel rompió por fin la lata y marcó el tanto a la postre definitivo que mantiene al Sevilla en lo más alto de la tabla.

La ausencia en la convocatoria de varios de los titulares en Liverpool se confirmó en el once elegido por Berizzo, que únicamente repitió con respecto al miércoles a Sergio Rico, Nzonzi y Banega. No fue fácil el inicio para los sevillistas, que vieron como el Girona reafirmaba lo visto en sus primeros partidos en casa y le puso mucha intensidad al juego. Sin inquietar en demasía a Rico, los de Pablo Machín buscaban la transición rápida, mientras los visitantes necesitaban más elaboración y no lograban conectar con Muriel en campo contrario.

Hubo que esperar al segundo cuarto de partido para ver la reacción nervionense, que se inició con un buen centro de Sarabia -de los más activos del primer tiempo- que cabeceó con intención pero sin suficiente fuerza Nzonzi. Poco después la tuvo Muriel, que no llegó al pase de la muerte Sarabia tras un buen balón interior de Ganso. El brasileño, que apareció de forma intermitente, probó en el minuto 30 con un disparo lejano que salió cerca del poste. El Girona reaccionó con un tiro raso de Juanpe, pero ambos equipos se fueron al descanso tras una primera parte que no desmerecía el 0-0.

Se le vio el cambio de cara al equipo en el seguno tiempo pese a que mantuvo a los mismos once. Con un Banega mucho más enchufado, pasó a tomar las riendas del partido aunque Juanpe, con todo a favor, tuvo el 1-0 en sus botas nada más salir. Muriel dio la réplica con una falta que tapó Iraizoz y demostró que su equipo quería los tres puntos a toda costa. Faltaba el último pase en un día en el que Ganso no estuvo tan participativo y por ello Berizzo optó por Franco Vázquez.

El argentino apenas tardó unos minutos en mostrar su calidad y le puso un balón perfecto a Muriel, que en plena carrera se plantó ante Iraizoz. Pese a relizar un tiro algo mordido, Iraizoz no pudo tapar bien y el 0-1 subía al marcador. Sarabia pudo sentenciar sólo cuatro después, pero iba a tocar sufrir en el último cuarto de hora. El Girona acumuló hombres arriba y se encontró con una acción inmejorable para empatar, un despeje de Franco Vázquez en el área que Mojica busca abajo con la cabeza y simula un contacto que pensó ver el colegiado. Por suerte, Granell disparó al larguero y el 0-1 se mantuvo hasta el final, aunque una espectacular falta de Muriel pudo acabar duplicando el marcador.

Tercera victoria consecutiva en Liga para los sevillistas, que sin tiempo para saborear este triunfo, deben pensar ya en la visita de la UD Las Palmas a Nervión el próximo miércoles a las 22.00 horas.