sábado, 23 de septiembre de 2017

2-0: BIEN PLANTADO PERO SIN EL EMPUJE SUFICIENTE PARA ASALTAR EL WANDA

Un desafortunado tanto en el primer minuto de la segunda parte complicó la primera visita del Sevilla FC al Wanda Metropolitano, en un partido decantado por los goles de Carrasco y Griezmann. El equipo de Eduardo Berizzo se queda tercero en la tabla antes de recibir este martes al Maribor

Después de 132 días invicto en partido oficial, el Sevilla FC cayó este sábado en el Wanda Metropolitano, en un partido con dos tiempos diferenciados. Tras una primera parte muy seria del Sevilla y en la que Sergio Ricos apenas pasó apuros, todo cambió en el primer minuto del segundo tiempo con el gol de Carrasco. Con el Sevilla obligado a salir a por el empate, Griezmann sentenció el choque y toca ya pensar en el Maribor antes de retomar LaLiga dentro de siete días en casa ante el Málaga.

Salió bien plantado el Sevilla y con la intención de robarle el esférico al Atlético para jugar en campo rival. Lo intentaba por el centro, a sabiendas de que los laterales colchoneros iban a complicar la circulación por las bandas. De hecho Jesús Navas entraba mucho por dentro para zafarse de la vigilancia de Filipe Luis. En el otro flanco, fue Sarabia el primero en avisar con un tiro lejano que se envenenó al rebotar en Savic y acabó con el balón en el poste. La replica poco después, pasado el cuarto de hora, fue del propio Filipe, que culminó una contra disparando con potencia al larguero de la meta de Rico.

El guión continuó por los mismos derroteros, sin demasiados acercamientos a las áreas pero con dos estilos distintos para acercarse a ellas. El Sevilla lo buscaba a base de toques y buscando siempre el pase en corto, mientras que los colchoneros eran algo más directos en busca de espacios que pudiera explorar Griezmann. Sin embargo, la zaga seguía a un nivel espectacular, con Mercado atentísimo en las coberturas para evitarle posibles disgustos a Sergio Rico.

Sin embargo esa inexpugnabilidad se rompió en los primeros segundos de la reanudación. Balón a la banda de Vietto para Carrasco, que pugna con Nzonzi pegado a la cal. El mediocentro consigue ceder atrás pero demasiado en corto, lo que permite al colchonero batir por bajo a Sergio Rico. Intentó reaccionar el Sevilla con una galopada de Muriel que abortó Gabi, único intento del colombiano en el día que recuperaba la titularidad.

Los nervionenses buscaban el empate con más intención que ocasiones y el Atlético sabe manejarse a la perfección en ese clima, lo que permitió a Griezmann anotar el segundo a 20 para el final con un disparo cruzado a pase de Filipe Luis. Ya entonces estaba Correa sobre el césped y acabaron saliendo también Ben Yedder y Krohn-Dehli. Una última sustitución que acabó generando una línea defensiva con sólo tres hombres atrás que no fue suficiente para inquietar a los rojiblancos.

Se rompe la racha sevillista, que no perdía un partido oficial desde el pasado 14 de mayo en el Santiago Bernabéu. Sin tiempo para lamentos, toca cambiar el chip y pensar desde ya en la importante cita europea del próximo martes ante el NK Maribor en el Ramón Sánchez-Pizjuán.