sábado, 30 de septiembre de 2017

2-0:Siete partidos entre parón y parón y cinco victorias -más un empate- es el balance del Sevilla FC



Esta calurosa tarde en Nervión, el conjunto de Eduardo Berizzo volvió a hacer valer su superioridad desatascando un partido que se había cerrado en demasía. Banega de penalti y Muriel, en apenas dos minutos, resolvieron un choque que permiten a los nervionenses marcharse a una nueva fecha FIFA asentados en los puestos de Liga de Campeones

El calor no fue óbice para que el Sevilla FC sumara esta tarde tres nuevos puntos en el Ramón Sánchez-Pizjuán, en un duelo en el que volvió a quedar patente el buen momento defensivo del equipo. De hecho son ya cuatro partidos consecutivos en casa sin recibir tantos en Nervión. Bien es cierto que volvieron a repertirse momentos de cierto atasco en la creación ofensiva, pero un penalti sobre Correa anotado por Banega abrió la lata. Muriel en el momento justo, es decir un minuto después, certificó un nuevo triunfo ante un Málaga que apenas inquietó.

Esa vertiginosidad reclamada por Berizzo en la víspera sólo tardó 30 segundos en reflejarse, con una llegada que acabó en remate alto de Jesús Navas. Declaración de intenciones muy clara que continuó en un partido de clara posesión sevillista y en la que los malaguistas apenas conseguían acercarse a la meta de David Soria, que volvía tras su desafortunado debut esta temporada frente al Espanyol. En la punta del ataque también hubo recambio con la titularidad de Muriel, que tuvo la primera al cuarto de hora tras una jugada de Correa que recordó al 1-0 ante el Maribor. Sin embargo, el colombiano estrelló el balón en el lateral de la red.
El Sevilla encimaba pero se encontraba casi siempre con el banderín del juez de línea señalando fuera de juego. Para descargo del trencilla, acertó prácticamente en todas las acciones. El Sevilla dominaba pero no se acercaba con peligro y mediada la primera parte fue Pizarro el que cabeceó un córner, aunque demasiado por encima del larguero. Una subida de Mercado, de lo mejor del equipo en defensa, inquietó de nuevo a Roberto, mientras que el Málaga se sacudió el dominio con un disparo de Mula en el minuto 44, que David Soria acertó a enviar a saque de esquina.

Algo distinto comenzó el segundo tiempo, con un Málaga bastante menos agazapado e intentando jugar en campo contrario aprovechando espacios. Sin embargo, el equipo sevillista aguantaba a las mil maravillas atrás, evitando prácticamente en todas las acciones que Soria tuviera incluso que actuar. En el diez de la reanudación se pudo abrir por fin la lata a la contra, pero la espectacular galopada de Correa driblando rivales no acabó en nada ya que el argentino no vio la subida de Escudero, completamente solo en la izquierda.

Aunque el Sevilla merecía más, el partido parecía cerrado hasta que una acción de calidad lo abrió. Pase atrás de Navas aprovechando que Krohn-Dehli arrastraba a la defensa para que Correa encarase dentro del área y fuese derribado de forma clara por Rosales. Sin Ben Yedder en el césped, Banega, recién ingresado, tomó la responsabilidad y no falló para hacer el 1-0. Y aún con el Málaga asimilando el nuevo escenario, contra espectacular de Muriel por la derecha que acaba con un certero disparo que bate por bajo a Roberto. Clara estacada a un partido que estaba ya en el bolsillo a 20 minutos aún para el final.

Berizzo repartió minutos dando entrada a Nolito y Nzonzi en un duelo ya totalmente caído del lado sevillista ante un Málaga al que se le habían acabado los recursos para sacar algo positivo de Nervión. Con estos tres puntos el Sevilla FC regresa a la segunda plaza a la espera de lo que esta noche haga el Atlético de Madrid en Leganés. Con dos semanas sin competición para el equipo -a excepción de los internacionales- toca recargar pilas de cara a la visita a Bilbao tras una espectacular racha de cinco victorias y un empate en los siete partidos disputados tras el parón de septiembre.