miércoles, 27 de septiembre de 2017

3-0: MONÓLOGO SEVILLISTA PARA TOMAR LAS RIENDAS DEL GRUPO


Bonita noche europea la vivida en Nervión en el regreso a casa de la fase de grupos de la Liga de Campeones. El equipo de Eduardo Berizzo se mostró en todo momento varios escalones por encima del Maribor, un rival que se cerró bien al principio pero que no pudo con el empuje sevillista. Los tres tantos de Ben Yedder y la igualada entre Spartak y Liverpool convierten a los sevillistas en líderes del grupo en solitario

Se le presumía muy superior al Maribor, pero el Sevilla FC se encargó de confirmarlo esta noche en Nervión. Nada más comenzar los sevillistas tomaron unas riendas que no soltarían en la gran noche de Wissam Ben Yedder, el primer jugador sevillista que marca tres tantos en un partido de Copa de Europa. Por momentos no hizo falta ni pisar el acelerador ante un rival que buscó guardar bien su meta en el inicio, pero que se encontró con un Sevilla incisivo y que supo aprovechar sus oportunidades. En Moscú, próxima parada europea nervionense, el Spartak y el Liverpool se repartieron el premio, cediendo el liderato del grupo a los de Eduardo Berizzo.

El partido iba a ser dominado de cabo a rabo y los de Berizzo, aunque dirigidos desde la banda por Marcucci, visitarían los dominios de Handanovic nada más comenzar. Un Ben Yedder muy activo intentaba hacerse un hueco entre las dos tupidas líneas de contención eslovena, un recurso que les sirvió en los primeros minutos pero que pronto se vería que no iba a ser suficiente. Tal y como se esperaba, el Maribor lo intentaba únicamente a base de contras pero sí que les dio para inquietar sobre todo en los primeros compases. Tavares tuvo la más incisiva con un disparo que salió demasiado cruzado. Sin embargo, el partido era claramente de batuta sevillista.

Tras los primeros acercamientos de cierto peligro, Franco Vázquez comenzó a engrasar la maquinaria con un disparo alto desde fuera del área. Poco después era Ben Yedder el que remataría un córner tapado in extremis por Handanovic, pero el atacante sevillista no iba a perdonar en la siguiente. Se aproximaba la media hora de juego cuando el francés conseguía batir por bajo la meta eslovena, en una acción de muchísimo mérito por parte de un Correa que se fue hasta de tres antes de dar el pase de la muerte. Un claro penalti sobre Corchia pudo significar el segundo muy pronto, pero el 2-0 se hizo esperar un poco más, hasta el minuto 38. Espectacular pase interior del Mudo para Ben Yedder, que la cruza desde la izquierda y manda el balón para dentro.

Primera parte de dominio reflejado en el marcador que dejaba abierta la posibilidad para seguir ampliándolo en el segundo tiempo. Sin embargo el Sevilla optó por acaparar la posesión sin prisas, moviendo y moviendo el balón. Eso le dio un respiro al Maribor, que sin opciones de acortar el resultado, al menos conseguía no seguir siendo castigado. Hubo que esperar a la hora de partido para volver a encontrar acciones de peligro en las áreas. Fue de nuevo Vázquez con un gran pase el que dejó solo a Ben Yedder, quien se encontró con Handanovic.

Berizzo dio entonces descanso y sacó a Nolito, que regresaba de una lesión y necesita seguir recuperando la forma. Por él entró Navas, mientras que Sarabia ocupó el sitio de Franco Vázquez. El palaciego tuvo el tercero con una bonita dejada al larguero, pero ese honor iba a ser para el hombre de la noche, un Ben Yedder que mandaba a la red un claro penalti cometido nuevamente sobre Corchia. Con el subidón del tercero el Sevilla se fue arriba y rozó el cuarto, pero la victoria refleja de forma contundente la superioridad del líder del grupo, que deberá confirmar esa condición en la próxima cita europea en Moscú.