domingo, 19 de noviembre de 2017

2-1: REMONTADA ANTE UN PEGAJOSO CELTA PARA SEGUIR ENGANCHADOS ARRIBA

Resumen partido AQUI

Volvió el Sevilla tras el parón por partidos internacionales con tres puntos ante el RC Celta. Pese a las complicaciones atrás, los de Berizzo se sobrepusieron al gol de Maxi Gómez con dos testarazos de Muriel y Nolito que permiten al equipo seguir una jornada más en puestos europeos

El Sevilla FC sumó una nueva victoria como local en el primer partido liguero en el que le tocaba empezar por detrás en el marcador. Pese al tanto de Maxi Gómez nada más comenzar, dos certeros cabezazos de Muriel y Nolito permitieron remontar ante los de Juan Carlos Unzué, que aún así nunca llegaron a salirse del partido. Se produjo además una de las grandes entradas de la temporada en Nervión a sólo unas horas del decisivo encuentro europeo ante el Liverpool.

El primero en avisar tras un gran pase de Muriel fue Franco Vázquez, que a los dos minutos se encontró con Rubén en el mano a mano. Sin embargo, el inicio del partido iba a ser distinto, con un Celta dejándole el balón a su rival e intentando hacer mucho daño con acercamientos esporádicos. No pudo salirle mejor el plan inicial a Unzué, pues su Celta se puso por delante a los 12 minutos con una falta lateral de Pione que Maxi Gómez cabeceó bombeada junto al palo para batir a Soria. El Sevilla tenía el balón e intentaba crear, pero las cosas no estaban saliendo. Todo ello con un centro de la zaga inédito de inicio, con Lenglet y un Geis que no desentonó pese a no jugar en su posición.

De nuevo Mudo Vázquez probó suerte con una volea demasiado alta, pero en la siguiente respondió Wass con un centro que inexplicablemente no pudo cabecear Maxi. Serio aviso ya para los locales, a los que la grada les hacía ver que hacía falta un poco más de intensidad. De hecho, cumplida la media hora llegaba el segundo, obra de Sisto, pero su control con la mano inhabilitó por suerte la jugada. Vázquez tuvo una tercera que se le fue desviada con todo a favor tras una buena acción, otra vez, de un Muriel que por fin iba a tener premio.

A diez para el descanso, falta botada por Geis desde la derecha y cabezazo inapelable en el área pequeña del cafetero, que permitía a su equipo volver a empezar. De hecho los diez últimos minutos del primer tiempo fueron claramente sevillistas, con incluso una clara ocasión de Nolito que tapó con el pie Rubén. Por suerte el equipo pudo prolongar la inercia unos minutos más y el segundo llegó en el tres de la reanudación. Gran internada de Sarabia por la derecha y centro al segundo palo, donde apareció Nolito para cabecear con potencia a la red.

Lo más difícil estaba hecho, pero aún iba a tocar remar muchísimo. Tanto es así, que Maxi Gómez rozó un nuevo empate al cazar un rechace ante Soria pero rematar al aire con todo a favor. Tres minutos después era Tucu Hernández el que no conseguía ver portería en un fallo defensivo sevillista que hacía temer por la ventaja. Sin embargo, Berizzo le dio algo más de temple a su equipo con la entrada de Banega y fortaleza atrás con la de Kjaer, que sustituyó a un tocado Corchia. Los nervionenses controlaban la situación, aunque la estrechez del marcador impidió respirar hasta el final. Incluso en el minuto 87, Wass disparó una falta con mucha potencia que sacó como pudo Soria.

Al final, tres puntos que mantienen al Sevilla FC en puestos europeos antes de afrontar, una vez más, el partido más importante de la temporada. Será el martes ante el Liverpool FC en el Ramón Sánchez-Pizjuán, donde un triunfo significaría el pase a los octavos de final.